Análisis de ‘Thimbleweed Park’: para los nostálgicos presentes… y futuros

Todavía recuerdo aquellas tardes de verano interminables en las que tenías tiempo para todo. Algunos alargaban la siesta hasta que el sol picaba menos, otros se agarraban al mando de la televisión en busca de un poco de entretenimiento, y muchos nos devanábamos los sesos con el pollo con polea  que los buenos amigos de LucasArts se sacaron de la manga.

Esa es la esencia de las aventuras gráficas de siempre, las que hicieron grande al género: humor, puzzles lógicos, un argumento que te animara a querer superar los retos planteados… ¿y he dicho ya humor? Sí, los años 90 fueron la verdadera Edad de Oro de las aventuras gráficas y aunque posteriormente han salido títulos muy buenos, casi a la altura de los grandes del género, nunca hemos visto un verdadero resurgimiento de este tipo de juegos. De ahí que la nostalgia de quienes vivimos aquella época nutra proyectos actuales, como este ‘Thimbleweed Park’, un título muy sólido que, de haber sido publicado hace 20 años, hubiera alcanzado la categoría de ‘clásico’.

Se ha cometido un asesinato

La historia de ‘Thimbleweed Park’ nos sitúa en el pueblecito del mismo nombre, a donde llegamos para investigar un extraño asesinato. Llegamos, en plural, porque desde el minuto uno de juego podremos manejar a dos detectives del FBI que parecen sacados de ‘Expediente X’ -. Que podamos jugar con los dos personajes principales abre un abanico de opciones del que hablaré más adelante-.

Thimbleweed Park sería considerado un clásico de haber salido hace 20 años

Nuestros particulares Mulder y Scully no se llevan especialmente bien, algo que generará situaciones muy divertidas y que a lo largo de la aventura nos animará a conocer más sobre ellos mismos. Porque en ‘Thimbleweed Park’ todo el mundo parece tener un secreto, y eso hará que queramos seguir avanzando siempre para conocer más detalles de la historia del pueblo y de sus habitantes.

Especial mención merece la atmósfera creada para el pueblo de ‘Thimbleweed Park’ y sus residentes. No puedo evitar acordarme de ‘Twin Peaks’ y ese ambiente fantasmagórico y extraño en el que todo parece posible. Algo así se ha conseguido en este título, que destila cariño por cada píxel. Ya adelanto que algunos los personajes que nos encontraremos son para enmarcar, ya sea por sus conversaciones, por su historia o por ambas cosas.

Pero si hay que destacar una faceta de ‘Thimbleweed Park’ es su ácido humor y su permanente guiño a los aficionados del género. He contado decenas de auto-referencias al mundo de los videojuegos y a la extinta LucasArt. No es algo que moleste o que llegue a perder a los neófitos en esto de la aventura gráfica, más bien al contrario, te ánima a recuperar viejas glorias del género, incluso de otros estudios como Sierra, que también aparecen mencionados.

Viejas mecánicas con el toque justo de innovación

Debemos reconocer que las mecánicas del ‘Point and Click’, tan usadas dentro del género, no han envejecido del todo mal. Sí es cierto que la rutina de recoger y combinar objetos que nos permitan avanzar en la historia necesita de aditivos para traer la experiencia al siglo XXI. A eso han jugado Ron Gilbert y Gary Winnick, dos ex-LucasArts que han hecho de malabarismos para combinar ideas tradicionales e innovar al mismo tiempo. ¿Lo han conseguido? Desde luego que sí.

En ‘Thimbleweed Park’ nos encontramos con el habitual cajón de acciones: abre, cierra, empuja… al que acompaña nuestra bolsa de objetos. Hasta aquí nada nuevo. Se trata de hablar con los personajes que nos vamos encontrando, de estar muy atentos a los diferentes escenarios por los que pasaremos y de tener un poco de perspicacia a la hora de utilizar objetos en lugares clave.

Cabe señalar que vamos a encontrar algunos puzzles muy interesantes y divertidos, siempre ceñidos a una lógica que no es especialmente retorcida, algo que se agradece mucho y que evitará frustraciones por parte del jugador, algo que también ha sido clásico en este género.

Pero cuando realmente se pone interesante la partida es cuando descubrimos que controlaremos a más de dos personajes a la vez, aumentando así nuestras posibilidades de explorar escenarios e interactuar con otros habitantes de ‘Thimbleweed Park’. Además, cada personaje tiene sus propios objetivos y formas de lograrlos. No voy a entrar en detalles para no caer en spoilers, pero algunos de los personajes que controlaremos son muy, muy divertidos.

Así, en más de una ocasión tendremos que hacer que los protagonistas colaboren entre ellos, pasándose objetos y llegando donde otros no pueden. Esto añade varios puntos de complejidad a la experiencia, ya que tendremos numerosos ‘frentes’ abiertos durante la partida; a su vez, este hecho multiplica la diversión porque esa sensación de ‘estancamiento’, tan propia de este género, tenderá a ser más llevadera al poder ir cambiando de personaje para avanzar, si se da el caso de que nos atascamos.

La belleza del píxel

Una aventura gráfica que pretende hacer cosquillas en el recuerdo de los aficionados no podía tener otro aspecto visual más que el que confieren los píxeles gordotes de toda la vida. Los de los años 80 y 90 que han evolucionado lo justo para lucir mejor que nunca, pero para permitirnos mantener las mismas sensaciones que cuando jugábamos a Monkey Island.

Entiendo que este aspecto visual tiene relativamente poco peso en una aventura gráfica, pero siempre es de agradecer un cuidado apartado gráfico; de la misma manera, la banda sonora del título actúa de apoyo mientras nos devanamos intentando avanzar, así que no llega a ser repetitiva e incluso tiene algún tema muy bueno.

Para cerrar este análisis me remito al titular que lo abre: ‘Thimbleweed Park’ es una aventura gráfica de las de antaño para los amantes del género o para aquellos que todavía no saben que lo aman.

 

Anuncios

Autor: Jaime Martín

Periodista en Grupo Secuoya. Columnista de la Cadena SER. Profesor de la Escuela Superior de Comunicación de Granada. Escritor en pruebas. Cuentista a ratos. Idealista siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s